Centro Mori se abre a la comunidad con la inauguración de un nuevo espacio en Bellavista

Mori Bellavista se reinventa con la creación de una plaza abierta, un mural a gran escala, un escenario para música en vivo y un futuro proyecto gastronómico. Una experiencia artística integral en un lugar abierto para toda la comunidad

El pintor chileno Javier Barriga fue seleccionado para pintar el mural, inspirado en el personaje Ofelia de la obra “Hamlet”, de William Shakespeare. Un nuevo espacio donde el arte y el teatro se funden.

Una plaza abierta a la comunidad, con una fuente de agua rodeada de plantas. Unas bancas entre sol y sombra que miran, por un lado, un escenario en altura al aire libre y, por otro, un enorme mural pintado al óleo que retrata una mujer de espalda leyendo un libro. Con esto y más se encontrarán los espectadores y visitantes de Mori Bellavista, luego del rediseño de un nuevo espacio que invita a la comunidad a compartir.

“La invitación es a que la gente entre, habite y disfrute de este nuevo espacio. Si bien es un lugar privado, la idea es que sea de uso público. Creamos esta plaza abierta a la comunidad como un lugar de encuentro, de reunión”, dice Cristóbal Vial, director ejecutivo de Centro Mori.

De esta manera, Centro Mori busca resignificar el espacio que rodea la sala de Bellavista, el que estará complementado por las artes visuales, la música y un proyecto gastronómico en el que se está trabajando para 2019.

“La creación de la plaza junto con el mural permitirá que el público viva una experiencia artística integral, ya que el contenido de la pintura también proyecta el rito teatral previo a la función. Es una pintura que evoca, que inspira, que invita a la reflexión y contemplación. Mori se reformula para hacer del teatro un fenómeno que no se queda solo en la sala, sino que arma un espacio público para acoger al espectador. Un nuevo espacio donde el arte y el teatro se funden”, agrega Vial.

Luego de un largo proceso de selección donde se analizaron propuestas entre una veintena de artistas nacionales, Centro Mori y Entel, a través de Ciudad Color, seleccionaron a Javier Barriga para pintar el mural. “Entel está presente en intervenciones culturales con el objetivo de generar experiencias transformadoras y abiertas con el arte para la comunidad”, dice Alexis Licci, gerente de marketing corporativo de Entel.

Se trata de un pintor joven (31 años), dedicado al arte callejero y especializado en murales realistas a gran escala en espacios públicos. Su trabajo más reciente lo realizó en Nueva York, y en Chile su obra más popular es “Ganza” (barrio Lastarria), entre otros murales ubicados en Providencia y Santiago Centro.

Este mural, de 9 metros de alto por 6 metros de ancho, está inspirado en el personaje de Ofelia de la obra “Hamlet”, de William Shakespeare. El personaje se encuentra en un momento íntimo y reflexivo, leyendo una carta escrita por Hamlet. Para esta oportunidad, Javier aplicó todas las técnicas que maneja en un trabajo a gran escala: oleo, esmalte al agua y spray.

“Me gusta construir este tipo de escenas, que son los espacios de intimidad de mujeres en sus ritos personales. En este caso lo que hice fue transformar uno de mis personajes en un personaje de teatro”, cuenta Javier. “Juego con el realismo porque es un lenguaje más universal y transversal para poder comunicarme con los demás. Lo que yo pinto está muy pensado en las personas, así como el teatro: no existe sin un público”.

Junto con la plaza y el mural, el escenario al aire libre acogerá música en vivo, un nuevo espacio para otra disciplina artística que complementará las funciones en sala y potenciará un mayor flujo de gente. De esta manera Centro Mori busca potenciarse como un centro cultural más integral, donde se vive una experiencia artística más completa, para todo espectador.